Google, Facebook y Yahoo! realizarán en junio la mayor prueba de IPv6

viernes, 14 de enero de 2011

Las direcciones de Internet están a punto de acabarse, y la necesidad ha espoleado a las grandes compañías para unirse a Internet Society para un experimento global: el World IPv6 Day. Se trata de probar cómo se pueden 'mudar' al Internet del futuro. Será el próximo 8 de junio.

Ipv6 el internet del futuro
Gigantes de la Red, como Facebook, Google, Yahoo!, (con cerca de 1.000 millones de usuarios entre los tres) Akamai - que ofrece una cuarta parte de todo el tráfico de Internet - y Limelight Networks están preparándose para probar cómo funcionarán en el protocolo IPv6 durante 24 horas.

En una nota en la que confirma su participación en el World IPv6 Day, Google afirma que durante 24 todas estas compañías habilitarán IPv6 en sus sitios web principales un día entero. "Es una fase crucial en la transición, porque mientras que IPv6 está ampliamente implementado en muchas redes, nunca ha sido utilizado en una escala tan grande antes", comenta en la nota su autor, el ingeniero de la compañía Lorenzo Colitti.

De hecho, Google ha ido recopilando estadísticas durante los últimos dos años sobre la adopción de IPv6, y las conlusiones no son muy alentadoras: sólo el 0.2% de los usuarios de Internet disponen de conectividad IPv6 nativa.

Por tanto, y aunque una gran parte de la infraestructura de Internet tiene que actualizarse para ser compatible con IPv6, se ha hecho muy poco al respecto.

Aunque se agoten las direcciones IPv4, existen soluciones 'de emergencia' como el uso de NATs (Network Address Translation), que permiten compartir direcciones para 'prolongar' la vida del IPv4. Los NATs son unos dispositivos que enlazan intranets e Internet, es decir, son capaces de dar acceso a Internet desde una sola IP a varios ordenadores, los cuales comparten esa dirección. Los NATs, sin embargo, disminuyen la seguridad de Internet, como denuncia desde hace años Vinton Cerf, precisamente uno de los padres de Internet.

La mayoría de los usuarios no verá ningún efecto inmediato cuando las direcciones IPv4 se agoten, recuerda Gigaom. Algunos cálculos indican que sólo un 0,05% de los usuarios se verá afectado, con algunos problemas de conectividad.

No obstante, las grandes compañías de Internet sí que se verán afectadas, por lo que han acordado poner a prueba su preparación para IPv6, o al menos las soluciones a corto plazo se está trabajando hoy en día, el 8 de junio.

Protocolo de Internet
La Red de redes existe gracias a un sistema que asigna a cada máquina una dirección numérica (por ejemplo, 193.110.128.200), que posteriormente se traduce a un nombre (o dirección web, es decir, elmundo.es).

Todo dispositivo necesita de una dirección IP para conectarse a Internet y asegurarse de que los datos llegarán al destino adecuado. Por eso, de estas direcciones depende la expansión de la Red. El problema es que las posibles combinaciones de dígitos se están acabando: quedan menos del 2% de los números aún libres, y se espera que en algún momento dentro de apenas un mes se agoten.

El protocolo de Internet (IP) es un conjunto de normas técnicas que define cómo los dispositivos se comunican a través de la Red. En este momento hay dos versiones de IP, IPv4 e IPv6, y esta última incluye un rango de números muchísimo mayor que la primera. El problema es que son incompatibles entre sí: los sitios 'visibles' en una versión no lo son en la otra, y viceversa.

Las direcciones IP son asignadas por la ICANN, que las distribuye entre los cinco Registros Regionales de Internet (RIR). Estos, a su vez, los asignan a los usuarios en sus respectivas regiones.

Algo de historia
En los años 70, los creadores del protocolo de Internet (Robert Kahn y Vinton Cerf) se apoyaron en un sistema de 32 bits capaz de generar más de 4.200 millones de direcciones. Esta versión es la llamada IPv4.

La cifra parecía entonces suficiente. Sin embargo, con la incorporación masiva no sólo de internautas, sino también de máquinas, conectados todos a la Red, la lista de números disponibles se está acabando.

El IPv6 es la solución, una respuesta de la industria a la futura necesidad de un mayor número de direcciones de protocolos de Internet. En IPv6, las direcciones pasan de los 32 a 128 bits, o sea de 2 elevado a 32 direcciones (4.294.967.296) a 2 elevado a 128 direcciones. Concretamente, y según Arstechnica, 340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456.

Este elevadísimo número de direcciones IP será el que haga posible que todos los dispositivos actuales o futuros (ordenadores, teléfonos, máquinas de vending, cámaras de seguridad, neveras, lavadoras, etc.) puedan tener conectividad a Internet.
 

Most Reading

Twitter actualidad