Un experto advierte que Internet favorece la difusión de los "cibercócteles"

sábado, 26 de marzo de 2011

El jefe de Unidad de Docencia e Investigación del Consorcio Hospital General Universitario y catedrático de Farmacología de la Universitat de València, el doctor Julio Cortijo, ha advertido este jueves que Internet está favoreciendo la difusión de los "cibercócteles" o "mezclas de varias sustancias prohibidas y nocivas para la salud".

El doctor Cortijo ha realizado este jueves una ponencia bajo el título 'Las Drogas de Diseño', en el marco de la VII edición del Ciclo de Conferencias 'Salut i Qualitat de Vida', organizado por la Nau Gran de la Universitat de València, en colaboración con la Fundación Divina Pastora, según han informado fuentes de la organización en un comunicado.

El especialista ha afirmado que a pesar de que las drogas de diseño no son un fenómeno nuevo, ya que existe constancia de su producción y consumo desde principios del siglo pasado por laboratorios que los desarrollaron para otros usos, "sí es cierto que hay nuevas sustancias que están experimentando un importante desarrollo y difusión gracias a la aparición de las nuevas tecnologías".

Así, según el doctor Cortijo, "los cibercócteles, o mezclas de varias sustancias prohibidas y nocivas para la salud y difundidas a través de Internet están conociendo un crecimiento notable gracias a este medio".

"Internet está facilitando el consumo de dichas sustancias que en algunos casos hasta ahora eran poco conocidas debido al hecho de que se dan consejos, por ejemplo, para combatir el cansancio o pasarlo bien a través de mezclas explosivas desde el punto de vista de la salud y que se convierten en referencia para los jóvenes" ha agregado el doctor.

"Lo peligroso es caer en la banalidad y pensar que estas sustancias no pueden ser peligrosas", ha sentenciado Cortijo, quien ha incidido en que el "gran problema" de las drogas de diseño es que están realizadas "a partir de síntesis químicas de varios compuestos, en laboratorios clandestinos sin ninguna garantía química y sanitaria".

Julio Cortijo ha advertido de que este conjunto de drogas se deben de incluir en el grupo de sustancias farmacológicas "con actividad sicoestimulante" y todas ellas comparten "múltiples efectos secundarios, algunos de mayor alcance" como hipertensión, incremento del ritmo cardíaco, estimulación adrenal, hiperactividad muscular, así como trastornos de la personalidad con tendencias paranoicas, depresión, ansiedad, agresividad, e incluso de tipo físico como disfunciones sexuales o parkinsonismo.

"Estos efectos serán más o menos marcados en función del tipo de compuesto, de la dosis o de la sensibilidad de cada uno pero lo cierto es que están ahí", ha explicado el especialista.
 

Most Reading

Twitter actualidad