Casi 270.000 personas se han quedado ya sin ningún tipo de ingreso

jueves, 7 de julio de 2011

A pesar de la propaganda del Gobierno y medios afines, la verdad sobre la desastrosa situación del mercado laboral se abre paso. El paro, lejos de reducirse, aumentó en junio en 31.026 personas, mientras que el número de afiliados a la Seguridad Social se redujo en 49.544 personas.


Ambos datos se refieren a las cifras desestacionalizadas, ya que las cifras en bruto apenas tienen significado en una economía como la española con sectores tan estacionales como el turismo. El paro desestacionalizado ha aumentado en en 158.210 personas en lo que va de año, mientras que la caída de las afiliaciones se sitúa en 101.997.

Este problema se refleja en la Encuesta de Coyuntura Laboral, en la que se ve que hasta que comenzó la crisis el empleo a tiempo parcial aumentaba a la par del empleo a tiempo completo. Sin embargo, a partir de 2008 las dos líneas divergen y, mientras el empleo a tiempo completo baja, el empleo a tiempo parcial sigue subiendo. Es un aumento del subempleo que podría estar contribuyendo en estos momentos a ocultar unos 6.000 parados/mes.

La propaganda del Gobierno dice que "no se dejará desprotegido a nadie ante esta situación", pero una vez más si acudimos a los datos veremos que esto es falso y que hacen exactamente lo contrario de lo que predican.

Se han conocido las cifras de beneficiarios de prestaciones por desempleo y, como se ve en el gráfico, no hacen sino bajar, y cada vez más rápido. Los beneficiarios por prestaciones contributivas han caído en 179.418 en lo que va de año, mientras que los de prestaciones no contributivas lo han hecho en 90.224.

En total, 269.642 personas que se han quedado sin nada, a las que habría que añadir los nuevos parados (sin corrección estacional), que son 21.730. En total, 291.732 personas, el 7,1% de los parados, ¡y en un sólo semestre!
 

Most Reading

Twitter actualidad